VENTAJAS

ÚNETE A LA CONDUCCIÓN
DEL FUTURO.

Conducir una moto debe ser divertido.
Y la nueva transmisión de doble embrague (DCT) automática de Honda es
una innovadora tecnología que te ayuda a conducir con facilidad,
y a disfrutar aún más de tu moto.

Te libera de tener que lidiar con un embrague manual
o de cambiar manualmente de marcha.
Te permite vivir el momento cuando conduces.
Una vez que la pruebes, te darás cuenta de lo mucho que disfrutas de la conducción,
y de lo poco que añoras cambiar de marcha.
DCT de Honda. Esto va a ser el principio del mejor viaje de tu vida.

LA CLAVE ES LA LIBERTAD.

LA CLAVE ES LA LIBERTAD.

Como el DCT de Honda cambia de marcha por ti,
gozarás de máxima libertad para disfrutar de los aspectos de la conducción que realmente importan.
Además, te permite centrar la atención
en la carretera y en disfrutar del paisaje.
¿No es eso lo esencial en la conducción?

UNA EXPERIENCIA COMPLETAMENTE NUEVA.

UNA EXPERIENCIA COMPLETAMENTE NUEVA.

El DCT de Honda te ofrece lo mejor de ambos mundos.
Puedes disfrutar de la facilidad y la comodidad de
una transmisión automática con el tacto
directo y la aceleración positiva de una transmisión manual.
Los cambios de marcha suaves y el impecable accionamiento del embrague
garantizan una conducción más divertida que nunca.

TU CONDUCCIÓN, TU ESTILO.

TU CONDUCCIÓN, TU ESTILO.

Con tan solo un clic puedes cambiar entre transmisión manual y automática.
Elegir tu experiencia de conducción es tan fácil como pulsar el botón "D", para conducción normal, o el botón "S" para una conducción más agresiva y deportiva.
Como piloto tienes la capacidad de cambiar de modo rápidamente y si deseas la sensación de una transmisión manual puedes realizar los cambios con los botones montados en el manillar.

Más opciones que amplían tu libertad de conducción.

NADA DE PREOCUPACIONES, SOLO DIVERSIÓN.

NADA DE PREOCUPACIONES, SOLO DIVERSIÓN.

El DCT de honda evita que tu moto se cale
y tener que volver a arrancar,
lo que puede ser de gran ayuda en pendientes pronunciadas,
o cuando llevas un pasajero.
Además, no necesitarás bajar de marcha, buscar el punto muerto,
retener el embrague en los semáforos,
ni jugar con los cambios en arranques y paradas.
Solo tienes que sentarte y disfrutar de los aspectos más divertidos
de la conducción, y no preocuparte del resto.

HONDA